.
.

Prensa Curicó

.

119 años de cárcel efectiva suma banda de sujetos que operaban en la regiones de O’Higgins y del Maule.


El trabajo investigativo fue llevado a cabo por el Equipo Sacfi en la de Curicó en una investigación de carácter interregional

Se trata de una banda integrada por cinco sujetos quienes por meses se dedicaron a cometer diversos delitos – once claramente identificados y posicionados en el lugar – donde de manera violenta abordaban a sus víctimas a fin de valerse de diversas especies y dinero. Asaltos a estaciones de servicio, la Biblioteca Municipal de Curicó, plantas de revisión técnica, víctimas en las salidas de bancos y conductores de camiones para sustraer su mercadería son algunas de las acciones que los imputados ejecutaron en diversas comunas maulinas.

Por varios meses el trabajo de inteligencia encabezado por la Unidad de Análisis Criminal Sacfi de la Fiscalía Regional, permitió levantar valiosa información a fin de dirigir el trabajo de la Policía de Investigaciones y dar seguimiento a los pasos de cada uno de estos cinco sujetos que operaban de manera coordinada en cada uno de sus delitos movilizándose siempre en vehículos a los cuales se les realizó un riguroso seguimiento que en definitiva permitió dar con el paradero de los condenados.

El fiscal Sacfi Rodrigo Pizarro a cargo de la investigación señaló que  “se inició una investigación con la finalidad de lograr identificar la totalidad de la agrupación delictual lo que nos tomó aproximadamente un mes y medio utilizando diversas técnicas de investigación logrando determinar la identidad de cada uno de los integrantes de esta banda. Finalmente fueron detenidos y llevados a juicio y el tribunal Oral en lo Penal de Curicó se pronunció con una sentencia en contra de cada uno de los 5 sujetos disponiendo penas superiores de años de privación de libertad por la comisión de cinco delitos de robo con violencia e intimidación, además  de homicidios frustrados, tenencia ilegal de armas de fuego y bombas lacrimógenas, también receptación de vehículos motorizados y robos en lugar no habitado. Esta agrupación estaba integrada por miembros de la ciudad de Curicó, Talca y Molina. Su accionar lo ejecutaban principalmente en la Sexta y Séptima regiones, siendo sus víctimas locales comerciales como servicentros y vehículos transportadores de cigarrillos. La totalidad de la agrupación fue condenada, excepto uno de ellos cuyo audiencia de juicio oral se fijó para unos meses más. La suma sustraída de las personas en la comisión de estos delitos y los daños ocasionados hacienden a alrededor de ochenta millones de pesos”.

De esta forma los integrantes de esta banda Francisco Medina Rojas y Javier Canales Ramírez recibieron una sentencia cada uno de 29 años de cárcel efectiva por su participación en 4 delitos, en tanto Osvaldo Olivares Bravo, Juan Piña Paredes y Juan Acuña Valenzuela fueron sentenciados a 15, 21 y 25 años respectivamente, sin posibilidad de optar – este cinco sujetos – a cualquier tipo de beneficio.

Se trata de un trabajo de inteligencia criminal que permite sacar de circulación a una nueva banda criminal que operaba principalmente  en la zona norte del Maule.

En su resolución, el tribunal dictó las siguientes condenas:

– Osvaldo Eric Olivares Bravo, condenado a la pena única de quince años y un día de presidio, en calidad de autor de tres delitos de robo con violencia o intimidación, cometidos el 22 y 26 de marzo y el 4 de abril de 2019, en Talca.

– Juan Manuel Piña Paredes, condenado a la pena única de dieciocho años de presidio, en calidad de autor de tres delitos de robo con violencia o intimidación, perpetrados el 6 de marzo de 2019 en Curicó; el 26 de marzo y el 4 de abril de 2019 en Talca. Además, Piña Paredes deberá purgar la pena de tres años y un día, en calidad de autor del delito consumado de robo con fuerza en lugar no habitado, perpetrado el 4 de marzo de 2019 en San Fernando; y la pena de 300 días de presidio, en calidad de autor del delito de porte de instrumentos destinados conocidamente para efectuar delito de robo, cometido el 9 de abril de 2019, en Osorno.

– Juan Alexi Acuña Valenzuela, condenado a la pena única de diecinueve años de presidio, en calidad de autor de cuatro delitos de robo con violencia o intimidación, efectuados el 6 de marzo de 2019 en Curicó;  y el 22, 26 de marzo y el 4 de abril de 2019, en Talca. El tribunal también condenó a Acuña Valenzuela a la pena de tres años y un día de presidio y la multa de 5 UTM, en calidad de autor del delito de receptación de vehículo motorizado, perpetrado el 6 de marzo en Curicó.

De igual forma, Acuña Valenzuela deberá purgar la pena de 2 años de presidio, en calidad de autor del delito de porte de elemento lacrimógenos perpetrado el 9 de abril en la comuna de Osorno; y 300 días por el delito de porte de instrumentos destinados conocidamente para efectuar delito de robo, del 9 de abril de 2019 en la misma comuna.

– Javier Ignacio Canales Ramírez a la pena única de 18 años de presidio, en calidad de autor de tres delitos de robo con violencia o intimidación, perpetrados 6 y 18 de marzo de 2019 en Curicó y el 22 de marzo en Talca. Además, Canales Ramírez fue condenado a la pena de cinco años y un día en calidad de autor del delito de homicidio frustrado en perjuicio de Héctor Rosales, cometido el 15 de marzo de 2019 en Curicó.

   El tribunal también lo condenó a la pena de tres años y un día por el delito de robo con fuerza en lugar no habitado, el 4 de marzo de 2019 en San Fernando, y la pena de 3 años y un día por el delito de porte ilegal de arma de fuego, cometido el 23 de marzo de 2019 en Curicó.

– Francisco Hernán Medina Rojas, fue condenado a la pena única de 20 años de presidio, en calidad de autor de cinco delitos consumados de robo con violencia o intimidación cometidos el 6 y 18 de marzo de 2019 en Curicó; 22 y 26 de marzo y el 4 de abril de 2019, en Talca.

   Además, Medina Rojas fue condenado a la pena de 3 años y un día por el delito de robo con fuerza en lugar no habitado perpetrado el 4 de marzo de 2019 en San Fernando, la pena de 5 años y un día por el delito de homicidio frustrado perpetrado el 15 de marzo de 2019 en Curicó, y trescientos días por el delito de porte de instrumentos destinados conocidamente para efectuar delito de robo del 9 de abril de 2019 en Osorno.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas de los sentenciados para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

Los hechos

El tribunal dio por establecido, más allá de toda duda razonable, que a las 4:50 horas del 4 de marzo de 2019, los sentenciados Canales Ramírez, Medina Rojas y Piña Paredes, junto a otros sujetos no identificados, previamente concertados, concurrieron al Servicentro Copec Mira Valle, ubicado en ruta 5 sur kilómetro 126, procediendo a forzar las puertas de acceso de las oficinas de administración de dicho lugar y una vez en su interior utilizando el método de oxicorte, intentaron abrir la bóveda de recaudación de dinero, sin lograr su cometido, procediendo a sustraer una bolsa contenedoras de $50.000 en monedas de $100 con las que huyeron del lugar».

El segundo hecho se llevó a cabo el 5 de marzo, donde el condenado Canales Ramírez, en compañía de otros sujetos no identificados, ingresaron a la biblioteca Municipal de Curicó, procediendo a sustraer un computador marca HP, un computador de escritorio marca LG Pavillon y un computador marca Lenovo, dándose a la fuga con las especies en su poder. 

Además se estableció que el 06 de marzo de 2019, los condenados Canales Ramírez, Medina Rojas, Piña Paredes, Olivares Bravo y Acuña Valenzuela rompieron el vidrio del copiloto del vehículo de la víctima con la cacha de un arma de fuego, apuntándolo con una pistola, exigiéndole la entrega de dinero para luego proceder a golpearlo con golpes de pies y puño, sustrayéndole de esta forma la recaudación del día anterior ascendiente a $1.800.000. de la empresa PRT revisión técnica, ubicado en kilómetro 194 ruta 5 sur, a un costado del cruce Los Niches de la ciudad de Curicó.

El quinto hecho se cometió el 18 de marzo de 2019 en Curicó, donde Canales Ramírez, Medina Rojas y Piña Paredes robaron el servicentro Copec ubicado en el kilómetro 190 en la comuna de Curicó, procediendo a intimidar con destornilladores a la víctima y sustrayendo la suma de 8 millones de pesos en dinero en efectivo y varias cajetillas de cigarrillos con las que huyeron del lugar.

El 22 de marzo de 2019 los condenados Canales Ramírez, Medina Rojas, Piña Paredes, Acuña Valenzuela y Olivares Bravo apuntaron con armas de fuego a Sergio Carter Ramos y Jesús Hernández Manríquez obligándolos a descender del automóvil y a tirarse al suelo sustrayendo a las víctimas un teléfono celular, las llaves del vehículo y la suma de 10 millones de pesos que habían retirado del Banco BCI de Talca, golpeando a la víctima Hernández Manríquez con golpes de pies y puños, resultando ésta con traumatismos múltiples de tórax y abdomen, de carácter leve.

De igual forma el tribunal pudo acreditar que el 23 de marzo de 2019, personal de Carabineros se trasladó a la Villa Apumanque, calle Calama Nº1530, de Curicó, a dar cumplimiento a dos órdenes de detención que mantenía vigente Javier Ignacio Canales Ramírez, y en virtud de ello, al advertir la presencia de Carabineros, ingresó a su domicilio, encerrándose en el mismo, para luego escapar ingresando al domicilio colindante, lugar al cual van los carabineros e ingresan tras la autorización de la propietaria procediendo a dar cumplimiento al mandato del Tribunal de Garantía de Curicó por las órdenes de detención que mantenía vigentes el condenado. En este contexto revisadas las pertenencias de Canales Ramírez, es sorprendido manteniendo bajo su poder y posesión una pistola CZ calibre 9 milímetros, con su cargador y dos municiones 9 milímetros en su interior, arma que mantenía en la pretina del pantalón, sin tenerla inscrita a su nombre y sin poseer permiso para el porte y tenencia del arma de fuego y municiones. 

Mientras que el 26 de marzo de 2019 los condenados Medina Rojas, Piña Paredes, Olivares Bravo y Acuña Valenzuela procedieron a amenazar con elementos contundentes a Miguel Hosman Vergara repartidor de cigarros de la empresa Chiletabacos, obligándolo a caminar hasta el fondo del camión , sustrayendo de dicho vehículo 220 cartones de cigarrillos, para darse a la fuga posteriormente con las especies en su poder. 

Un ilícito similar fue perpetrado el 4 de abril de 2019 por  Francisco Hernán Medina Rojas, Juan Manuel Piña Paredes, José Miguel Navarro Villar, Osvaldo Erik Olivares Bravo, Juan Alexi Acuña Valenzuela en circunstancias que la víctima Cristian Felipe Carreño Muñoz, se encontraba desempeñando sus labores como vendedor y repartidor de cigarros de la empresa BAT CHILE, en el local comercial emporio la viña, ubicado en calle 12 norte con 45 oriente N° 4475, Talca, cuando cerraba la puerta trasera de la camioneta repartidora fue interceptada por los imputados, quienes se encontraban previamente concertados y llegaron a dicho lugar movilizándose en los vehículos marca Mazda y en el vehículo marca Toyota Rav 4, que utilizaba ese día la placa patente única CX ZAF 15, pero que correspondía a la placa patente BY GS 68, dirigiendo ésta última a gran velocidad al lugar donde se encontraba la víctima, quién para evitar ser atropellado tuvo que lanzarse al suelo, momentos en que uno de los imputados se abalanzó encima de él, colocándole la rodilla en la espalda y sus manos en la cabeza, para simultáneamente sustraer los imputados 8 cajas de cigarrillos, con 50 cartones cada una de ellas y la billetera de la víctima que contenía la suma de $80.000.-, en dinero en efectivo. El monto de lo sustraído asciende a $10.000.000.

El día 9 de Abril de 2019, en virtud de orden de entrada y registro dada por el Tribunal de Garantía de Curicó, personal de la policía de investigaciones ingresó al inmueble ubicado en calle Aleucapi N° 2260 de la ciudad de Osorno, procediendo a detener en su interior a los imputados Francisco Hernán Medina Rojas, Juan Manuel Piña Paredes, Matías Ignacio Medina González, Juan Alexis Acuña Valenzuela, David Gabriel Cabello Cerpa y José Miguel Navarro Villar, quienes mantenían en su poder tres tubos de oxigeno; un balón de gas; una boquilla de oxicorte; una cantidad indeterminada de miguelitos; dos piolas de acero; un inhibidor de señal; dos chuzos; dos Handy; un esmeril angular; pasas montañas; guantes y otras especies, instrumentos destinados conocidamente a cometer delitos de robo, sin dar ninguna explicación sobre dicha posesión. 

Durante ese mismo día 9 de abril de 2019, el imputado Juan Acuña Valenzuela, fue sorprendido manteniendo en su poder, una bomba de gas asfixiante conocida como lacrimógena, sin tener autorización para ello, lo que quedó al descubierto en calle Aleucapi Nº2260 de Osorno, cuando se verificó la detención y entrada y registro de dicho inmueble y automóvil por orden del tribunal de Garantía de Curicó. 

Finalmente el 9 de abril de 2019, alrededor de las 18:40 horas, en virtud de una autorización voluntaria otorgada por su propietario o encargado, Caupolicán Sánchez Jiménez, personal de la Policía de Investigaciones, ingresó al inmueble ubicado en Villa El Trigal, Pasaje Nº8 Nº1569, de Molina, encontrando en dicho lugar, una pistola a fogueo marca Bruni, modificada en su estructura, quedando apta para ser utilizada como arma de fuego, la cual pertenece a Osvaldo Olivares Bravo y que fue ocultada momentos antes en dicho lugar por su pareja.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *