.
.

Prensa Curicó

.

Comunidad de Sagrada Familia atemorizada por días de furia de residente haitiano. Piden la internación o la expulsión.


Alcalde Martín Arriagada contó que los ataques de este individuo se han ido sumando en el último año, todos graves, el más delicado al cementerio parroquial de Sagrada Familia.

SAGRADA FAMILIA.- Ha transcurrido más de un año y los vecinos no han logrado tener solución a los problemas que viene provocando un ciudadano de nacionalidad haitiana, quien afectado aparentemente por un cuadro esquizofrénico, ataca a elementos de la comunidad, como por ejemplo antes de anoche, la iglesia de Sagrada Familia. Ante ello, el alcalde Martín Arriagada está pidiendo la internación y expulsión del extranjero.

En la última jornada se produjo uno más, de los tantos episodios protagonizados por este haitiano, de 36 años de edad, identificado como Kokensky Jean. En esta ocasión y nuevamente fuera sí, atentó contra estructuras ubicadas en las afueras principal parroquia de Sagrada Familia, en incidentes que comenzaron a eso de las 22:00 horas para culminar a eso de la 01 de la madrugada, según explicó el alcalde.

Nuevo ataque

El jefe comunal indicó que si bien en esta oportunidad solo trató de estructuras  en las afueras del edificio religioso, este es una más de las denuncias en el último año efectuada por vecinos en torno al extranjero, lo que ha llevado al municipio a insistir ante las autoridades provinciales, en la necesidad de internar al individuo, debido su condición que ha venido generando riesgo concreto para los vecinos.

“Es una situación complicada que ahora afectó a la iglesia, pero en su momento también a la municipalidad, a elementos urbanos y también a los domicilios, por lo que este señor necesita urgentemente que se haga algo con él”, agregando que se sabe que esta persona está enferma, “pero nosotros debemos también velar por la seguridad de los vecinos, lo hemos hecho, pero requerimos que este señor sea internado o expulsado”, insistió Arriagada.

Cementerio

De paso recordó que son numerosos los destrozos e incidentes protagonizados por Kokensky Jean, uno de los más graves, ocasionados cuando a inicios del mes de octubre del año pasado se introdujo de noche al interior del cementerio parroquial  de Sagrada Familia. Allí dio rienda suelta a su furia destruyendo todo lo que encontró a su paso: tumbas, lápidas, cruces, figuras religiosas y elementos fúnebres.

El alcalde dijo estar preocupado por los hechos ejecutados por el haitiano, que colocan en riesgo la seguridad de los vecinos, por lo que ha desarrollado gestiones ante la Gobernación provincial de Curicó, con el objetivo de buscar soluciones ya sea de tipo médico o legales, reiterando que es necesaria urgentemente la internación, incluso la expulsión de este individuo, puntualizó señalando.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *