.
.

Prensa Curicó

.

Diácono Pablo Gajardo será ordenado sacerdote en Curicó.


El presbítero electo ha elegido como lema para este importante momento. “Es preciso que Él crezca y que yo disminuya” (Jn 3, 30).

La celebración de ordenación se realizará en la Zona Curicó el viernes 06 de noviembre, a contar de las 17:00 horas, y será presidida por el Administrador Apostólico de Talca, obispo Galo Fernández Villaseca.

Esta Misa se efectuará con todos los protocolos previstos por la autoridad sanitaria, principalmente en lo que tiene relación con el número de asistentes. Por lo anterior, se invita a toda la comunidad diocesana a seguir la ordenación a través del Facebook y canal de Youtube de la Diócesis de Talca.

El futuro sacerdote diocesano recalca que lo vivido este último tiempo a consecuencia de la crisis sanitaria es algo a tener muy presente: “Me ha marcado mucho esto de volver a lo esencial. La ordenación va a ser sin los aplausos o regalos de la gente. Sin embargo, ahí va a estar la obra del Espíritu Santo que consagra y me ordena para este nuevo ministerio. Siento que es un llamado del Señor Jesús a volver a lo esencial”.

APRENDER DEL PUEBLO DE DIOS

En relación a sus esperanzas para este tiempo nuevo como presbítero, Pablo enfatiza que se siente joven, “de alguna manera limitado, frágil, siento que debo aprender muchas cosas; en ese sentido mis sueños pasan por que el pueblo de Dios, sacerdotes y laicos me vayan educando y ayudando a ser sacerdote. Y también mis esperanzas pasan en que la fidelidad de Dios es eterna, pese a todas las capacidades y limitaciones siempre hay algo que pesa mucho más y es Dios que actúa”.

“‘Es preciso que Él crezca y que yo disminuya’ es el último testimonio que da Juan Bautista en el evangelio del apóstol Juan. Me veo también en esa faceta y en algo que ya decía, una ordenación sin aplausos, sin tanto bullicio. Es preciso que Cristo crezca y yo disminuya, no ser el centro. Por el contrario, ojalá todo mi ministerio sacerdotal esté marcado en que Jesús sea el centro ya que Él es la verdadera luz”.

Pablo Gajardo Villavicencio cursó sus primeros años de formación sacerdotal en el Seminario San Pablo Rauquén, egresando del Seminario Pontificio Mayor de Santiago hace algunos meses.

En noviembre del año pasado fue ordenado diácono de la Iglesia Diocesana de Talca. En estos meses ha servido pastoralmente en la parroquia San José, iglesia La Merced y santuario El Carmen en la ciudad de Curicó.

La primera misa que presidirá Pablo se celebrará el sábado 7 de noviembre, a las 19:00 horas, iniciando con ella el Mes de María.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *