.
.

Prensa Curicó

.

Sacrificio y dedicación, la clave para una chicha de calidad.


Toda la vida produciendo el reconocido néctar de uva, la historia de Cristian Guzmán, uno de los productores más reconocidos de Rincón de Mellado.

A solo días de una nueva edición de la Fiesta de la Chicha, continuamos conociendo las historias tras el tradicional producto nacional. Inmersos en el cerro de Rincón de Mellado, nos encontramos con uno de los personajes insignes de la zona, se trata de Cristian Guzmán, más conocido como “El Nego”, quien año a año produce miles de litros para cautivar a los amantes de la chicha.

HERENCIA DEL ABUELO

Desde los 12 años, en tiempos de cosecha su rutina luego de volver del colegio era la misma. Entre la viña y la bodega, tenía la importante misión de cortar la uva y prepararla para la molienda del día siguiente, todo supervisado por su abuelo, quien comenzaba a traspasarle sus conocimientos, mostrándole in situ la realización del sagrado brebaje, que hoy en día es parte de su pasado, presente y futuro.

5 de la mañana y el día comenzaba, moler la fruta antes de irse a estudiar, donde debía recorrer varios kilómetros para llegar a cumplir con sus obligaciones académicas en el sector de Santa Emilia.

De ahí en más, no cesó, hasta hoy, donde cuenta con sus propias viñas, bodega y un producto de alta calidad, apetecido por mujeres y hombres, de Sagrada Familia y alrededores, llegando a exponer su chicha por todo Chile.

MODERNIZACIÓN

Hace 15 años que cuenta con su producción propia, sin embargo ha tenido grandes cambios, y desde la forma artesanal adquirida gracias al legado de su abuelo, hasta como la realiza en la actualidad, se puede apreciar el uso de la tecnología para optimizar el proceso.

De la molienda y el desvarillado manual, se agiliza la acción con pequeñas máquinas que pueden ejecutarse mediante uno o dos usuarios, acortando los tiempos de producción.

Además de las antiguas cubas de madera, se modernizó a la cuba de acero inoxidable, permitiendo un tratado más puro de la uva, conservándose por más tiempo y logrando un sabor único de chicha en base a la cepa país del racimo de rulo.

PRODUCCIÓN

Cada año, Cristian Guzmán cosecha una hectárea personal, además de comprar el resto a productores locales, fabricando cerca de 20.000 litros del brebaje. A menos de dos semanas para la Fiesta de la Chicha, ya prepara su stock, el cual se consumirá durante las tres jornadas de celebración.

Vistos

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *