.
.

Prensa Curicó

.

Alcalde informó estado de avances del proyecto de extensión del sistema de Agua Potable Rural a vecinos de Upeo Bajo.


Cada vez faltan menos días para que los vecinos del Upeo Bajo tengan en sus casas agua potable. Este proyecto que comenzó a trabajar la Municipalidad de Curicó hace poco más de un año viene a dar una solución definitiva a las más de 60 familias que habitan en el lugar y que hasta ahora han tenido que subsistir con la entrega de este vital elemento a través de camiones aljibe por parte del municipio y también de la delegación provincial.

Si bien esta iniciativa ha tenido algunas demoras respecto al tiempo de ejecución considerado en un principio, el alcalde Javier Muñoz junto al director de Obra, Thelmo Mora, se reunió con la comunidad para informarles de la etapa actual en que está el proyecto y los plazos en que debieran estar terminadas las faenas de extensión de la red de agua potable rural.

“Venimos trabajando este proyecto hace muchos años. Hoy día estamos entrando a la etapa final, ya que producto de todas las modificaciones y el tiempo que ha pasado hubo que hacer unos ajustes al proyecto que significó pedir autorización a la Subdere, que ya entregó el 7 de marzo, por lo tanto ya estamos en condiciones de firmar los contratos y las modificaciones del proyecto con la empresa respectiva” dijo el alcalde.

Una vez retomadas las obras, restarían aproximadamente 35 días para que el proyecto sea terminado, por lo mismo, y dado que los vecinos están ansiosos para que esto se logre lo antes posible, el alcalde Javier Muñoz informó que con los equipos profesionales de la municipalidad supervisaránque todo lo que considera el proyecto esté ejecutado.

“Nos hemos comprometido para meter mayor supervisión por parte de los HITO, una mayor presencia mía para que todo esto salga de buena manera. El sueño que han tenido los vecinos de muchos años de poder contar con agua potable en este sector que ha sido además golpeado por la sequía, siento que está cada día más cerca y vamos a trabajando para que ese sueño se haga realidad”, sostuvo.

Mejorará la calidad de vida

Como los plazos ya están por cumplirse, los vecinos que por varios años no tenían agua potable en sus casas están con la esperanza de que prontamente puedan abrir el grifo y tener este elemento que mejorará sus vidas.

El vecino Rodolfo Ramírez contó que en su propiedad actualmente no tiene agua y que depende de la municipalidad y de la delegación que le deja agua todos los lunes. “Me viene a dejar mil litros y con eso tengo que vivir siete días con el agua, por lo que me tengo que medir con las duchas, no puedo tener problemas entonces tengo que medirme por todo, porque para mí es una necesidad vital el agua, es vida”, testificó.

Ramírez agradeció la presencia del alcalde Javier Muñoz y de los profesionales del área porque señaló que como vecinos tenían algunas aprehensiones y estaban desinformados de lo que estaba ocurriendo con las obras.

“El alcalde da una respuesta más concreta como primera autoridad porque nosotros como vecinos estamos muy confundidos, estamos con mala información, se dice una cosa y se dice otra, entonces cuando viene la primera autoridad e informa de esa manera nos queda clara la información”, dijo.

La ampliación del sistema de agua potable desde Corral de Pérez hacia Upeo Bajo permitirá dotar con agua a las más de 60 viviendas del sector. Tiene un costo de poco más de 223 millones de pesos y es ejecutado por la empresa Urbanizaciones del Sur Limitada.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.