.
.

Prensa Curicó

.

Municipio curicano instala contenedor de tapitas plásticas para ayudar a niños con cáncer.


El “corazón solidario” estará ubicado en la plaza de Armas frente a la iglesia Matriz. Recaudación irá directamente en ayuda de la Corporación oncológica Infantil, a través de las Damas de Café.

Reciclar se ha vuelto una de las actividades voluntarias más desarrolladas por los curicanos en el último tiempo, esto porque, además de colaborar con la separación de los residuos domiciliarios se ayuda directamente en la protección del medio ambiente. Pero no solo eso, con el objetivo de seguir apoyando a la Corporación Oncológica Infantil, la municipalidad instaló el primer contenedor público de tapitas plásticas en la plaza de Armas con las que se buscajuntar fondos para apoyar a los niños y familias de escasos recursos que reciben su tratamiento oncológico en el Hospital Luis Calvo Mackenna y San Juan de Dios.

La entrega de este contenedor a la comunidad fue realizada por el alcalde Javier Muñoz en compañía de la concejala Paulina Bravo (presidenta de la Comisión de Medio Ambiente) y la directora de Gestión Ambiental y Territorio Carolina Marín. 

“Este corazón rojo que va a estar aquí en la plaza de Armas de Curicó (Merced esquina Yungay) tiene varios componentes. Primero, la responsabilidad que tenemos con el medio ambiente, con el planeta. Este contenedor nos va a permitir tener las tapitas plásticas de envases de bebida, de jugo, champú, de remedios, lo importante es que sean envases plásticos que puedan ser depositados acá y como decía nuestra concejala, ojalá debidamente limpias para que se cumpla el objetivo que corresponde.

El llamado es a la responsabilidad de la solidaridad, de poder contribuir con una fundación, que son las Damas de Café, que trabaja con la Corporación de Oncología Infantil, que permite ayudar a niños que están con problemas de cáncer y a través de ellos, ayudar en las terapias y en una serie de acciones del punto de vista médico que se requiere con ellos, por lo tanto, estamos contribuyendo por un lado con el medio ambiente, con nuestra responsabilidad social en eso, así que la invitación es a todos los curicanos que vengan a llenar de solidaridad este corazón rojo que tenemos en la plaza de Armas” dijo el alcalde Javier Muñoz.

“Reciclando Yo Ayudo”

La campaña de recolección de tapitas en Curicó partió en el año 2018 en los establecimientos de la Red Educativa Municipal, donde los estudiantes motivados por la oportunidad de colaborar participaron en un concurso extraescolar donde se logró reunir más de 727 kilos de tapitas pet, contó Carolina Marín.

Esta iniciativa ha ido creciendo por la buena recepción por parte de la comunidad y hoy día significa un orgullo para el municipio instalar este contenedor y seguir trabajando con la comunidad y con el comercio.

“Destacar que tenemos alrededor de 28 locales en distintos sectores poblacionales que se han ido sumando a esta actividad, que han acudido a la dirección, que se han inscrito y ahora son parte de la logística que cada dos semanas nosotros hacemos de retiro para ir sumando, como decía el alcalde, una tremenda acción, una solidaridad enorme y que se ve reflejada hoy día a través de este corazón”, dijo la directora de medio ambiente.

La profesional aclaró que solo se reciben tapas plásticas, pero no solo tapas de bebidas. “Todas las tapas plásticas sirven en esta ocasión, tienen que venir limpias y lo que hace la diferencia es el tipo de plástico, pero todo en definitiva va a reciclaje y esa cantidad termina siendo un aporte, como dijo la presidenta de la fundación, es su sueldo que les permite palear las acciones que mes a mes ellos deben enfrentar junto a las familias”.

“No es un basural”

Sin duda que la colocación de este contenedor de tapitas es una acción que ha sido aplaudida por muchas personas que conocen el objetivo final de la ayuda. Esta tarea es la que se busca fomentar, sin embargo, la concejala Paulina Bravo, pidió a quienes se sumen a esta campaña a ser cuidadosos para que este avance en materia de reciclaje comunal no se transforme en un basural.

“Maravilloso porque la comunidad siempre está incitando y solicitando que se generen mayores puntos de reciclaje. Esta es una iniciativa maravillosa porque también va a en ayuda de los niños y jóvenes con cáncer, por lo que volveré a repetir que todo lo que nosotros reciclemos tiene que estar limpio porque de repente hay puntos de reciclaje que la gente los transforma en basurales y esa no es la idea. Un punto de reciclaje es un punto que tiene que bosquejar lo que queremos en nuestra sociedad, una sociedad limpia que respete al medio ambiente y a todas sus especies”, enfatizó.

Cabe destacar que el contenedor con forma de corazón y pintado rojo fue elaborado e instalado por funcionarios de los equipos de mantención del Cementerio Municipal y de la Dirección de Obras.

Una vez lleno será retirado por personal de la Dirección de Gestión Ambiental y Territorio para permitir a los vecinos de la comuna seguir juntando tapitas en beneficio de los niños con cáncer.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *