.
.

Prensa Curicó

.

Sonia y Sebastián Maturana dejan el concejo municipal con la misión cumplida.


La histórica hazaña de estos hermanos concejales, llega a su fin, sin embargo, ambos aseguran el inicio de nuevos desafíos con la gente y para la gente.

CURICÓ.- Hablar de los hermanos Sonia y Sebastián Maturana Martínez, ya es hablar  sobre una parte importante en la historia democrática curicana, ya que si bien en unos días deberán dejar sus puestos en el concejo municipal, no cabe duda que dejan un legado y párrafos que dan cuenta que en Curicó, dos hermanos ocuparon el cargo de concejal en un mismo periodo, haciendo realidad sueños cargados de esperanzas, en un hecho único en Chile, al menos en los últimos 50 años.

Nacida el 4 de octubre de 1954 Sonia Maturana Martínez, desde su infancia mantuvo una estrecha relación con las personas y a muy poco andar dejó fluir con fuerzas su espíritu solidario y de liderazgo, lo que con el paso del tiempo la convirtió en una activa dirigente estudiantil, sindical, líder en la formación de grupos de trabajadoras temporeras, siendo integrante de la mesa de mujeres líderes de la provincia de Curicó y comisionada de la Policía de Investigaciones, entre otros cargos que le han permitido desarrollar un reconocido trabajo a nivel comunal.

Su cargo de Directora Provincial Ejecutiva de la Fundación de Promoción y Desarrollo de la Mujer (PRODEMU) el que ejerció por más de 12 años, le permitió un notorio crecimiento personal y profesional, época en la que en una digna y esforzada hazaña logró consolidar gran parte de sus sueños al recibir su título universitario de Administrador con mención en Gestión Pública de la Universidad de Talca.

Pero, eso no era todo, aún faltaba algo para demostrar que una mujer proveniente de un barrio humilde, de una familia llena de esfuerzos, también podría llegar más alto y es aquí cuando decide ser candidata a concejala por su querida comuna de Curicó, desafío que a decir verdad no fue fácil, pero como en muchas otras cosas, lo alcanzó, ingresando al cuerpo colegiado del municipio curicano el 6 de diciembre de 2016, y junto a ella, nada menos que su hermano Sebastián Leonardo, en un hecho histórico en el país.

A sólo días de dejar su cargo de concejala, Sonia Maturana Martínez, quien entre otras cosas será recordada por su importante aporte al medio ambiente, a la cultura y por el particular proyecto de nombres de “Mujeres Destacadas” para villas y pasajes de la comuna, dijo irse feliz.

“Ha sido un honor haber adquirido más experiencia, haciendo un trabajo social desde otro ámbito y la verdad es que me voy muy contenta y con una riqueza extraordinaria de las herramientas que uno adquiere como concejala y de la cercanía que tiene hacia la gente, lo que permite conocer todas las necesidades de los vecinos de la comuna de Curicó. La verdad que uno como concejal muchas veces no puede dar respuesta a todos los requerimientos, pero sí es posible guiar y educar y eso ha sido mi lema, dejarles herramientas a las personas para que sepan dónde tienen que acudir en busca de respuestas a sus problemáticas y también apoyarlas en la medida en que son personas especialmente de la tercera edad.

Nosotras como concejales cumplimos una labor que tiene que quedarse en el tiempo y entregar credibilidad a cada uno de los ciudadanos porque desde este espacio uno puede ayudar a buscar respuestas que muchas veces son inimaginables y creo que en eso yo me voy muy contenta porque he recibido mucha gratitud, mucho cariño de parte de muchas personas a las cuales les he entregado esas herramientas para que ellas en forma independiente sigan buscando respuestas a sus necesidades”, enfatizó Sonia Maturana.

SEBASTIAN LEONARDO

Tal vez la explicación relacionada con “Ser de la misma Sangre” cobra una especial fuerza en la historia de estos hermanos curicanos y en la figura de Sebastián Leonardo Maturana Martínez, hasta resulta fácil detectar ese espíritu solidario y de liderazgo relacionado con ayudar a los demás.

Nacido el 11 de octubre de 1963, como por mandato del destino a una corta edad manifestó gran interés por el bienestar de sus vecinos, convirtiéndose en dirigente estudiantil, sindical y deportivo instancia que le permitió fundar el Club Deportivo Unión Prosperidad ubicado en el área sur de la ciudad. De la misma forma por largos años fue presidente de los locatarios del Mercado Municipal, así también presidente de la Agrupación de Juntas de Vecinos del sector sur poniente, de los “Ramaderos” y también ocupó la presidencia de la Asociación de Fútbol de Curicó.

Junto a ello, en un hecho muy poco conocido Sebastián Maturana por años ha llevado alimentos y juguetes a familias de escasos recursos donde su paga ha sido la sonrisa de un niño que al igual que muchos esperó la llegada del “Viejito Pascuero”. En un momento dijo sentirse feliz por lo que había logrado en cuanto ayudar a los demás, sin embargo, igual que su a hermana Sonia algo le faltaba y sabía que algo más se podría hacer por los demás  y por ello también decidió postularse como candidato a concejal. El objetivo fue logrado e ingresó al concejo el día 6 de diciembre de 2016.

Al cumplir su periodo, Sebastián Maturana, aseguró haber cumplido también con el mandato de la gente, haber crecido como persona y también asegura tener más claro que nunca su rol de continuar ayudando a quienes más lo necesitan, ahora desde su local comercial “El Carrito de la Economía” que se ubica en pleno centro de la ciudad de Curicó.

“Primero un especial agradecimiento a todas las personas que hicieron posible que yo fuese electo concejal el año 2016 y que confiaron en mi persona, lo cual obviamente me ha servido mucho para crecer en lo personal y en donde la Municipalidad de Curicó brinda la oportunidad de trabajar más en conjunto con la comunidad. Así que estoy feliz de haber sido concejal, haber conocido a muy bonitas personas y además haber podido aprender más de mi querido Curicó, donde muchos años antes yo era dirigente que apoyé muchas iniciativas deportivas, culturales y sociales.

Ha sido una muy bonita experiencia, yo realmente he quedado feliz y deseo que las personas que sigan en estos cargos lo hagan de buena forma, con transparencia que es lo más importante y que se la jueguen por la gente con mayor necesidad en la comuna de Curicó”, sostuvo Sebastián Maturana.

VOTOS:

Si bien para Sonia y Sebastián,los votos de la comunidad siempre fueron importantes, a la hora de dejar sus cargos esperan seguir contando con aquellos votos de siempre y por siempre, los votos de sus familias, de sus hijos y nietos y así también con el aplauso orgulloso desde el cielo de  sus padres:   Marta Elena Martínez y Héctor Hernán Maturana. Además de ese voto incondicional de los hermanos Claudio y Antonio.

Al momento de la despedida del concejo municipal curicano, Sonia y Sebastián Maturana, aseguran haber cumplido su misión. Aseguran también que seguirán trabajando por la gente que más lo necesita y lo más importante…seguirán siendo hermanos por siempre.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *