.
.

Prensa Curicó

.

En plena pandemia, municipio de Vichuquén debe restituir $106 millones al Servicio de Salud del Maule. Fiscalía y Contraloría abrieron indagatorias.


Organismo exigió millonaria devolución al verificar desorden financiero y falta de control en recursos traspasados a la administración del alcalde Roberto Rivera.

Concejales Natalia Ramírez y Matías Fuenzalida advirtieron en 2018 la existencia de problemas de gestión, asegurando no haber sido escuchados por el edil vichuquenino.

El director del Servicio de Salud del Maule, doctor Luis Jaime, informó al alcalde Roberto Rivera que la Municipalidad de Vichuquén debe reintegrar el 35 por ciento de los recursos transferidos durante los años 2018 y 2019, y que tenían como destino el reforzamiento de la Atención Primaria en Salud.

La decisión de la autoridad se fundamenta en una auditoría financiera realizada al departamento comunal de Salud, a raíz de una denuncia efectuada por los concejales Natalia Ramírez y Matías Fuenzalida, en uso de sus facultades fiscalizadoras.

El Documento Reservado número 723 que remitió el doctor Luis Jaime exclusivamente a Roberto Rivera determina que “la Ilustre Municipalidad de Vichuquén debe efectuar un reintegro de recursos por un monto que asciende a $106.321.203, correspondientes a la suma de los saldos por rendir al 31.12.2018 y 31.12.2019” de los programas Desarrollo Biosicosocial, Fondo de Farmacia, Imágenes Diagnósticas, Atención Odontológica, Odontología Integral, Resolutividad, Servicio de Urgencia Rural y Vida Sana.

“Me parece totalmente impresentable lo que está ocurriendo. Desde abril de 2018 empezamos a pedirle al alcalde los estados financieros, se demoraron meses en entregar la información con la que pudimos realizar la denuncia en Fiscalía, Servicio de Salud y Contraloría. Es una situación que no puede ocurrir con dineros públicos, que son de todos los vichuqueninos, en programas que buscan mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos. Por eso, no puede ser que un mal manejo, una mala administración, el desorden financiero que tiene el alcalde Rivera en el departamento de Salud, finalmente repercuta en los vecinos de nuestra comuna”, manifestó la concejala Natalia Ramírez.

“No somos nosotros quienes decimos que, en la municipalidad, en el departamento de Salud, tienen una crisis financiera, a pesar de que nosotros lo advertimos en varios concejos municipales. Es el alcalde el que tiene que ver la solución para poder cubrir y devolver esos 106 millones de pesos. La comunidad tiene que saber que esto es un mal manejo del tema financiero por una tozudez del alcalde. Roberto Rivera es un tozudo, no escucha a nadie, es una persona que no le interesa la comuna de Vichuquén porque si le interesara, habría aceptado las críticas, las inquietudes que como concejales le hemos presentado en estos tres años. Él ha hecho oídos sordos a nuestras ideas y apoyos”, afirmó el concejal Matías Fuenzalida.

La auditoría del Servicio de Salud del Maule observó “debilidades concretas”, como la ausencia de conciliaciones bancarias, inexistencia de comprobantes de ingreso, incumplimiento de los plazos para rendir cuentas, rendiciones sin respaldar con Decretos de Pago Municipal, inexistencia de cartolas bancarias, gastos rechazados, además del extravío de 19 rendiciones de cuentas.

“No es un caso aislado, esto viene ocurriendo desde hace tiempo no solo en Salud. Estamos constatando que en Educación también están ocurriendo problemas financieros y desórdenes administrativos súper complicados, sobre los que hay una investigación en curso a través de Contraloría y la Superintendencia de Educación. Obviamente el responsable es el alcalde Roberto Rivera, él conoce la situación de su municipio y por lo tanto no puede ser que no se haya percatado de esto antes porque él es quien firma todos los documentos. El alcalde no tiene administrador municipal hace años. Entonces, la situación es grave porque no estamos hablando de un poquito de plata que faltó en un programa y que no se pudo rendir. Son temas graves que repercuten en la gente más vulnerable de nuestra comuna”, agregó la concejala Ramírez.

“La responsabilidad es del alcalde, él lleva a cabo la administración de la municipalidad, Salud y Educación. Él es el único responsable de lo que está sucediendo. Es una pena porque nosotros somos vichuqueninos y los que se ven afectados con esto es la comunidad, los funcionarios, la administración pública por un mal manejo, por una tozudez del alcalde por hacer lo que se le da la gana. Nunca nos ha escuchado, nunca ha aceptado una crítica constructiva, le hemos prestado apoyo. Han pasado 3 años, se van a cumplir cuatro años de su administración. Han sido años en que el departamento de Salud está muy al debe y en un peligro financiero absoluto. Es una pena tremenda para nuestra comuna, para nuestros usuarios y para el departamento de Salud de la comuna de Vichuquén”, argumentó el concejal Fuenzalida.

Natalia Ramírez y Matías Fuenzalida manifestaron su plena disposición para apoyar una solución alos problemas generados: proveedores de medicamentos con facturas impagas, reducción de las atenciones médicas y falta de elementos de protección personal para enfrentar la pandemia, tal como han denunciado los funcionarios de Salud en la comuna de Vichuquén.

Vistos

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *