.
.

Prensa Curicó

.

Comienzan esperados trabajos para mejorar la seguridad vial en Isla de Marchant.


El sector contará con pista de viraje en sentido oriente y poniente, nuevas señaléticas informativas y reductores de velocidad.

La municipalidad sigue trabajando para semaforizar el lugar.

Luego de varias reuniones con autoridades e incluso con manifestaciones en plena ruta J-60, esta semana iniciaron las obras de intervención para mejorar la seguridad vial en el sector de Isla de Marchant, considerado por los vecinos como un punto de mayor accidentabilidad a todas horas del día.

Para lograr que este anhelo de la comunidad se materializara, las directictivas de las juntas de vecinos Las Vertientes y de Isla de Marchant se reunieron con el alcalde Javier Muñoz quien inició las gestiones con Vialidad para apurar una solución a esta problemática que –incluso- estaban costando vidas humanas.

“Este cruce de “El Luchín” como se le conoce popularmente, sin lugar a dudas que genera una situación de alto riesgo para los vecinos, para los conductores de vehículos que transitan por esta intersección, por lo tanto, lograr que Vialidad finalmente desde el nivel regional dispusiera de los recursos para mejorar esta intersección del punto de vista técnico es tremendamente relevante”, dijo el alcalde.

La autoridad comunal indicó que para esto costó mucho que nos escucharan. La comunidad incluso se tomó el camino en alguna oportunidad para lograr sensibilizar al nivel regional, ya que a veces cuesta mucho que ellos entiendan estas situaciones que viven las comunidades.

“Esta intervención que ya partió su obra nos va a permitir dar el segundo paso, el que como municipalidad nosotros vamos a postular un proyecto de semaforización de esta intersección y con eso ya complementar los requerimientos del punto de vista de la seguridad vial que este cruce requiere y que la comunidad necesita”, afirmó.

Detalles del proyecto

Este miércoles, representantes de la comunidad se reunieron con el alcalde Javier Muñoz, el director provincial de Vialidad, Jorge Mateluna, el concejal Francisco Sanz e integrantes de la empresa a cargo de las faenas, Construcción y Servicios de Ingeniería LTDA, para conocer los detalles del proyecto de conservación de seguridad vial en travesía de la ruta J-60 que tienen como fecha de término el próximo martes 6 de diciembre del 2022.

Considera la construcción de pistas de viraje en sentido poniente y oriente a objeto de mejorar las condiciones de tránsito y seguridad vial. Asimismo, se colocarán 22 señales reglamentarias preventivas e informativas.

Se construirán dos resaltos, uno antes y otro después del cruce por la ruta J-60 para generar la disminución de velocidad de los vehículos circulantes. Asimismo, se alzarán sellos de alta fricción para mejorar las condiciones de frenado en los resaltos.

En el tramo a intervenir se colocarán medidores de velocidad tipo bandera cuyo objetivo es alertar a los conductores sobre velocidades límites y dar medición a estas.

El proyecto también considera la demarcación de líneas continuas y achurados de eje, por lo que se generará un zona de no adelantar en 900 metros. De igual modo, se reforzará la demarcación con tachas, tachones y preformados para mejorar la visibilidad diurna y nocturna del tramo.

Respecto a las obras que están comenzando, el director provincial de Vialidad, Jorge Mateluna, indicó que afortunadamente poder materializar esta intervención se logró en tiempo record teniendo presente de cómo se mueve el tema de los proyectos.

“El lunes recién pasado se iniciaron los trabajos y como se puede ver ya se nota un avance y la empresa se ha comprometido entregarlo antes del mes de diciembre que es el plazo máximo que ellos tienen para entregar. Esto consiste en una zona de mejoramiento, como una travesía le llamamos nosotros (nombre más técnico), que contempla pistas de alta fricción, dos resaltos, señalización tipo bandera que va a indicar la velocidad en que van transitando los vehículos, que cuando están cumpliendo la norma el semáforo estará de color verde y cuando van en incumplimiento pasará a color rojo. Así también, dos pistas de desaceleración para los que vienen desde la costa y puedan ingresar hacia la ruta J-40, lo mismo para los que vienen de Curicó para ingresar al camino J-580 que está al oriente de la ruta J-60”, detalló.

Lo necesitábamos

Agradecido por las gestiones realizadas desde el municipio por el alcalde Javier Muñoz, el presidente de la junta de vecinos El Progreso de Isla de Marchant, Francisco Ramírez, dijo que esto era algo que necesitaban urgentemente por la gran cantidad de accidentes que ocurren en el lugar producto de la alta velocidad e imprudencia de los conductores.

El dirigente vecinal recordó que años atrás la ruta J-60 era utilizada de forma ilegal como pista de carreras clandestinas, lo que también produjo muchas muertes y atropellos de niños y personas adultos mayores.

“Nosotros estamos muy contentos con esta obra que se ha realizado gracias al apoyo y compromiso del señor alcalde, del señor Mateluna de Vialidad, el seremi de Transporte y todos, porque hemos conseguido esto en un tiempo record. Un proyecto súper importante que comenzamos el 13 de agosto del 2021. Llevamos un proyecto muy importante en 10 meses y ya tenemos la ejecución. Eso nos fortalece, nos sentimos contentos y muy agradecidos de todos”, reforzó.

Francisco precisó que si bien en el sector necesitan varias mejoras, algunas que tienen relación con la red de agua potable, mejores luminarias, asfaltado de caminos, entre otros, “hace poco tiempo atrás éramos el patio trasero, nos venían a botar la basura y desperdicios, pero ahora ya felizmente hemos solucionado ese problema gracias a la gestión municipal, a la gestión vial y autoridades que nos han apoyado, se han puesto la mano en el corazón y realmente nos sentimos apoyados”.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.