• julio 18, 2024 13:59

Tradicional edificio del centro de Curicó fue reconstruido y pronto reabrirá sus puertas.

Sep 28, 2023

El Palacio Avilés mantiene su fachada histórica. Actualmente cuenta con espacio para tres locales de dos pisos cada uno, los cuales están internamente conectados, por lo que también tiene la opción de transformarse en un solo edificio.

Una completa remodelación, pero manteniendo su fachada original, presenta hoy en día el Palacio Avilés, edificio ubicado en el casco histórico de la ciudad en la intersección de las calles Peña y Prat, el cual sufrió un violento incendio la noche del pasado 8 de febrero de 2022 dejándolo prácticamente inhabitable.

Las obras que encabezó la empresa Inversiones ALPIN SPA fueron visitadas este miércoles por el alcalde Javier Muñoz junto al director de Obras Patricio Mora, en compañía de Luis Rodríguez, propietario, y del arquitecto del proyecto Nicolás Urzúa.

El jefe comunal serefirió a la importancia de recuperar este edificio que forman partes del patrimonio de la ciudad.

“Creo que es importante agradecer la disposición que han tenido los propietarios para poder desarrollar las inversiones necesarias y recuperar este espacio, ya que en Curicó estamos acostumbrados que los propietarios boten estos edificios después de algún siniestro o situación dramática y de ahí reconstruyan con otros estándares e impronta, pero mantener este Palacio Avilés como se le conoce con su fachada original y restaurarla incluso creo que es un tremendo aporte a la ciudad. Agradecer al grupo inversionista y que próximamente ya vamos a empezar a ver esta tradicional esquina de Curicó de Prat con Peña completamente recuperada”, dijo.

Asimismo, el propietario Luis Rodríguez comentó que el motivo de la reconstrucción y recuperación de este espacio es porque se trata de uno de los últimos edificios con características históricas que está quedando en el centro de Curicó y, a pesar de que la inversión fue mayor a la que tendrían que haber hecho al construido algo nuevo, ellos optaron por mantener esta infraestructura por el valor patrimonial que tiene.

“Lo que nos costó, nos ha costado mucho más caro si hubiéramos botado todo y haberlo hecho de nuevo nos hubiera salido más rápido, pero yo soy de los que las cosas antiguas hay que mantenerlas siempre y no dejar que se arruinen enteras y vayan cambiando. El patrimonio es principal y a lo mejor van a hacer eso cuando se reconstruye una cosa antigua. La iluminación que pusimos en todas las ventanas, techo y entrada, en la noche va a ser muy bonito verlo, es un gran adelanto para Curicó”, sostuvo.

Obras

Mandatados por la empresa Javier Urzúa Propiedades, la firma Urzúa Soler Arquitectos fueron los encargados de llevar adelante las obras y recuperar este histórico edificio del centro de Curicó. Según contó el arquitecto Nicolás Urzúa, este fue un gran desafío porque el inmueble estructuralmente sufrió mucho, pero lo positivo es que con los trabajos realizados mantuvo su estado original del Palacio Avilés.

“Se tuvo que hacer todo un refuerzo en todo el perímetro interior, engrosándolo 15 cm con estructura metálica y hormigón para poder mantener la fachada además de rehacer toda la losa interior con estructura metálica y rehacer toda la cubierta, o sea, prácticamente el edificio se hizo de nuevo manteniendo toda la fachada, pero lo bueno es que se mantuvo en su estado original del proyecto que era El Palacio Avilés con un siglo de data. Fue un esfuerzo muy grande en el sentido estructural y de trabajo, ya que nos fuimos encontrando con problemas y cosas que aparecían a cada minuto dado que era un edificio histórico que tenía muchas capas, la losa era un gran espacio que tenía tres capas de estructura, la original, otras que se habían construido 50 años atrás, otras desde hace 20 años, por lo que fue un trabajo muy lento estar vaciando e ir pieza por pieza rearmándolo, pero valió la pena, quedó un bonito edificio”, reconoció.

El profesional reafirmó que la inversión fue mayor a la de haber construido un edificio desde cero, lo que era posible ya que el Plan Regulador vigente, permitía su demolición, ya que no lo protegía históricamente, lo que sí ocurre con el nuevo plan regulador elaborado bajo la administración comunal del alcalde Javier Muñoz Riquelme.

Hoy en día el inmueble cuenta con espacio paratres locales de dos pisos cada uno los cuales están internamente conectados, por lo que también tiene la opción de transformarse en un solo edificio.

Tras el recorrido por el edificio, el alcalde Javier Muñoz manifestó que la conservación y restauración de este edificio del centro de Curicó demuestra que cuando hay disposición y colaboración por parte de la municipalidad de tener una buena relación para la recuperación de un edificio patrimonial las cosas se pueden hacer. “Habiendo voluntad siempre las cosas se pueden hacer”.