• junio 19, 2024 15:17

La Regla de los 8 Vasos al Día: ¿Mito o Realidad?

Nov 1, 2023

Beber ocho vasos de agua al día no es más que un mito de salud popularmente propagado. Mantener tu cuerpo debidamente hidratado contribuye a tu salud y bienestar general, ya que cada célula de tu cuerpo necesita líquidos para su correcto funcionamiento. Incluso una deshidratación leve puede interferir con la capacidad del cuerpo para funcionar bien: se pueden presentar síntomas como aturdimiento, irritabilidad y dolores de cabeza. A continuación conoce algunosbeneficios de tomar agua.

¿8 vasos es lo mejor?

Quizás sea este miedo a la deshidratación lo que ha llevado a los autoproclamados expertos en salud y a los entrenadores físicos demasiado entusiastas a poner un número a las necesidades diarias de agua del cuerpo humano. Sea como fuere, no es posible generalizar las necesidades de agua de toda la raza humana. Los 8 vasos al día no son más que una cifra generalizada que puede alcanzar o no, o incluso superar, la ingesta de agua requerida por el cuerpo.

Es importante destacar que gran parte del requerimiento de agua se cubre con el contenido de agua de los alimentos que consumimos y se complementa con bebidas como té, café, leche e incluso refrescos. De alguna manera, la cifra de 2,5 litros se destacó en su momento  y dio paso a la teoría de los ocho vasos de agua al día.

Ventajas de beber agua

Mejor salud cognitiva. El cerebro no funciona correctamente cuando estás deshidratado, lo que puede provocar problemas cognitivos. Las personas mayores que no pueden cumplir con su ingesta diaria de agua pueden tener dificultades para realizar actividades cognitivas.

Beber suficiente agua promueve la pérdida de peso. Puede ayudarte a quemar más calorías, reducir el apetito si se consume antes de una comida y reducir el riesgo de aumento de peso a largo plazo.

La deshidratación puede afectar el rendimiento físico, aumentar la fatiga y reducir la motivación. Beber suficiente agua es indispensable para alcanzar un mejor rendimiento físico.

Mantenerse hidratado reducirá la aparición y la gravedad de los dolores de cabeza. El consumo de agua ayuda a aliviar y prevenir el estreñimiento. La ingesta adecuada de agua puede reducir el riesgo de cálculos renales.

¿Qué dice la OMS?

Si nos fijamos en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud sobre la ingesta de agua, queda claro que la cantidad de agua que necesita el cuerpo varía según diferentes factores fisiológicos y demográficos, como la edad, el sexo, la ubicación, el clima, los niveles de actividad y más.

La ingesta media total de agua se ha fijado en 2,7 litros para las mujeres y 3,7 litros para los hombres. Sin embargo, el requerimiento de agua del cuerpo puede variar dependiendo de ciertos factores del estilo de vida:

Las personas que hacen ejercicio o practican deportes tienden a perder más líquidos corporales a través del sudor y, por lo tanto, necesitan más agua para reponer las células del cuerpo.

Las personas que viven en zonas cálidas y húmedas necesitan una ingesta adicional de líquidos para evitar la deshidratación. Lo mismo ocurre con quienes residen en regiones de gran altitud.

Ciertas afecciones médicas o enfermedades temporales como vómitos, diarrea y fiebre también requieren una mayor ingesta de líquidos, además de suplementos de rehidratación oral.

Las mujeres embarazadas o lactantes necesitan consumir más líquidos que otras mujeres.

Del mismo modo, la necesidad de agua de tu cuerpo también varía diariamente dependiendo de su ingesta de alimentos. Por ejemplo, si comes sandías, espinacas o pepinos, todos los cuales tienen un alto contenido de agua, en un día determinado, la cantidad de agua que necesitas beber ese día automáticamente disminuye.

Purificador de agua

Una excelente manera para disponer de agua todo el día es instalando un purificador de agua. De ellos obtendrás agua limpia y segura para su consumo y evitarás consumir un garrafón de agua que es más costoso y poco amigable con el ambiente.